ASAMBLEA ONU 1949

CONVENIO INTERNACIONAL PARA LA REPRESIÓN DE LA TRATA DE PERSONAS Y DE LA EXPLOTACIÓN SEXUAL AJENA

Artículo 1. Las partes en el presente convenio se comprometen a castigar a toda persona que, para satisfacer las pasiones de otra:

Explotare la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de tal persona.

Mantuviere una casa de prostitución, la administrare o a sabiendas la sostuviere o participare en su financiamiento

 

 

 

NACIONES UNIDAS

27/Junio/2003

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS

 

Informe sobre las formas contemporáneas de esclavitud:

II.3.Trata de personas y explotación de la prostitución ajena:

Convencidos de que la legalización de la prostitución agrava la explotación sexual y aumenta la trata de mujeres y niños.

Convencidos de que la prostitución nunca puede considerarse un trabajo legítimo.

Convencidos de que la demanda de prostitución y todas las demás formas de explotación sexual desempeña un papel decisivo en el crecimiento y la expansión de la trata de mujeres y niños.

Preocupados porque algunos estados han legalizado o reglamentado la prostitución:

Insta a los gobiernos a que velen por que sus políticas y leyes no legitimen la prostitución como opción de trabajo de las víctimas y a que NO fomenten la legalización ni la reglamentación de la prostitución.

Exhorta a los gobiernos a que rechacen toda forma de reglamentación en prostíbulos.

Insta a los gobiernos a que tomen nota seriamente de que es la existencia de una demanda de explotación sexual de mujeres y niños la que perpetúa la prostitución y la trata y a que tome medidas eficaces para castigar a quienes compren los servicios

sexuales de otros.

 

 

 

PARLAMENTO EUROPEO 1999-2004

COMISIÓN DE DERECHOS DE LA MUJER E IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

Industria del sexo: empresa que introduce en el mercado legal o ilegalmente servicios y/o productos de carácter sexual y que explota el cuerpo humano, en particular

el de mujeres y menores, con fines lucrativos.

Esta situación supone una violación flagrante de los derechos humanos fundamentales, que implica el tráfico de 4 millones de mujeres y niñas para fines de explotación sexual.

 

 

UGT - 13-enero-2006

COMISIÓN EJECUTIVA FEDERAL

No es un trabajo, es una forma de esclavitud.

UGT demanda eliminar la prostitución.

UGT no considera la prostitución como un trabajo sino como una forma de esclavitud, de desigualdad y de violencia de género. El 95% de la prostitución no es voluntaria y el 90% lo realizan mujeres inmigrantes, muchas en situación irregular. En el 5% restante la voluntariedad no puede ser analizada, aislada de las condiciones de vida, culturales, sociales, económicas y de asunción de roles de género que afecta a las mujeres.

UGT advierte sobre el aumento de este fenómeno que convierte a la persona en una mercancía y alerta que los fuertes intereses económicos que se mueven detrás de la prostitución están promoviendo un debate para su normalización social, con el fin de reconocer el estatus de trabajadoras autónomas a este colectivo y servir a los intereses de los explotadores.

 

 

SUECIA

MINISTERIO DE INDUSTRIA,

EMPLEO Y COMUNICACIONES

Prostitución y tráfico de mujeres.

En Suecia, la prostitución está considerada como un aspecto de la violencia ejercida por el hombre contra mujeres y menores. Erradicar la prostitución es la meta que se ha fijado Suecia para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, pues la igualdad

de género no se conseguirá mientras los hombres compren, vendan y exploten mujeres y niños prostituyéndoles.

Desde el 1 de enero de 1999, la compra (o intento de compra) de servicios sexuales, constituye un delito que puede tener una condena de multas o cárcel de hasta seis meses.

Aparte de la extrema humillación y degradación a que son sometidas las mujeres y menores obligadas a la prostitución, sufren amenazas, abusos, violaciones, palizas, torturas, embarazos no deseados, infertilidad, daños permanentes en el esqueleto y en las zonas genital y anal, infecciones y enfermedades sexuales transmitidas por proxenetas y compradores.

Entre el 65% y el 90% de mujeres prostituidas fueron víctimas de abusos sexuales cuando eran niñas por parte de familiares o conocidos de sexo masculino y fueron vendidas por ellos.