Construcción de mosaicos

Una forma sencilla de conseguir mosaicos consiste en deformar un polígono regular( tríangulo equilátero, cuadrado o hexágono regular). El fundamento de la técnica es simple: eliminar una parte de un lado del polígono para añadirla a otro lado, aplicando una traslación o un giro. Repetiremos este par de acciones siguiendo siempre el mismo criterio hasta que obtengamos la figura que deseemos. Este mosaico encajará con el resto en virtud del proceso de construcción que hayamos seguido.


http://www.uv.es/~buso/escher/escher.html